Coronavirus Guía

La enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19) es una enfermedad emergente.  Muchos detalles sobre esta enfermedad aún se desconocen, tales como las opciones de tratamiento, cómo actúa el virus y el efecto total de la enfermedad.  En este momento, la mayoría de las personas en los Estados Unidos tendrán poco riesgo inmediato de exposición a este virus.  La nueva información, que se obtiene diariamente, aportará más datos para la evaluación de los riesgos, las opciones de tratamiento y las medidas a seguir.  Confiamos siempre en nuestros socios proveedores para proteger la salud de nuestros afiliados, y deseamos que conozcan las herramientas disponibles para ayudarles a identificar el virus y cuidar de sus pacientes en este momento de gran preocupación.

Guía

  • Preguntar a los pacientes que se quejan de fiebre y enfermedad de las vías respiratorias inferiores acerca de viaje reciente a China u otras áreas infectadas.
  • Dar instrucciones a los pacientes sintomáticos que hayan viajado a China o a otras áreas infectadas para usar una mascarilla quirúrgica o de aislamiento y colocarlos rápidamente en una habitación privada con la puerta cerrada.
  • El personal de atención médica que atienda a pacientes sintomáticos con antecedentes de viajes a China u otras áreas infectadas debe seguir las precauciones de contacto, las precauciones de transmisión aérea usando la mascarilla N95 y usar protección de los ojos y otros equipos de protección personal.
  • Consultar los criterios del CDC para un paciente que está siendo investigado por COVID-19.  Informar a los departamentos de salud locales y/o estatales en caso de que un paciente esté siendo investigado por COVID-19.  Mantener un registro de todo el personal de atención médica que atienda a un paciente que está siendo investigado.
  • Vigilar y tratar al personal de atención médica enfermo y expuesto.
  • Diagnosticar y tratar de forma segura a los pacientes con enfermedades respiratorias, inclusive con COVID-19.  Considerar alternativas al diagnóstico y visitas en persona en la medida de lo posible, y tratar los casos de enfermos leves de COVID-19 en casa, si es posible. 

Medidas a seguir

  • Estar atento a los pacientes que cumplan con los criterios de personas bajo investigación y saber cómo coordinar los análisis de laboratorio.
  • Revisar las políticas de prevención y control de infecciones y las recomendaciones del CDC  para los centros de atención médica para el COVID-19.
  • Saber cómo informar de un posible caso o exposición de COVID-19, a los dirigentes del control de infecciones de los centros y funcionarios de salud pública.  Comunicarse con su departamento de salud local y/o estatal para informar a los funcionarios de salud necesarios en caso de una persona bajo investigación por COVID-19.
  • Consultar con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y con la Organización Mundial de la Salud para las recomendaciones más actualizadas sobre el COVID-19, incluso los signos y síntomas, análisis de diagnóstico e información sobre el tratamiento.

GUÍA DE FACTURACIÓN DEL PROVEEDOR PARA LOS ANÁLISIS DEL COVID-19

Estamos trabajando para hacer frente y apoyar rápidamente la evaluación, las pruebas de detección y el tratamiento de COVID-19, y estamos siguiendo muy de cerca la orientación de los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid (Centers for Medicare and Medicaid Services; CMS). A partir del 1ero de abril de 2020, pueden usarse las siguientes pautas para facturar servicios relacionados con la evaluación y el tratamiento de COVID-19.

Servicios de evaluación de COVID-19

  • Se renunciará a todos los costos compartidos de los afiliados (copago, coaseguro y/o deducibles) de las visitas de evaluación de COVID-19 y si se facturaran junto con un código de prueba de COVID-19.
  • Si no se hace la prueba, los proveedores aún pueden facturar por visitas de evaluación de COVID-19 por sospecha de contacto usando los siguientes códigos Z:
    • Z20.828 – Contacto con una exposición (sospechada) a otras enfermedades virales comunicables.
    • Z03.818 – Exposición a COVID-19 y el virus se descarta después de la evaluación.
  • Esto se aplica a servicios que se brindaron a partir del 4 de febrero de 2020.
  • A los proveedores que facturen con estos códigos no se les limitará por el tipo de proveedor.

Servicios de tratamiento para COVID-19

  • Ambetter de Arizona Complete Health renunciará a los requisitos de autorización previa y a los costos compartidos de los afiliados para el tratamiento de COVID-19 de todos los afiliados.
  • Para los servicios con fecha de 4 de febrero de 2020 hasta 31 de marzo de 2020, los proveedores deben usar el código de diagnóstico ICD-10:
    • B97.29 – Casos confirmados – otros coronavirus como causa de enfermedad se clasifican de otra forma.
  • Para los servicios con fecha del 1ero de abril de 2020 y posterior, los proveedores deben usar el código de diagnóstico ICD-10:
    • U07.1 – 2019-nCov confirmado por prueba de laboratorio.

Se les recuerda que únicamente los servicios relacionados con la evaluación y/o el tratamiento de COVID-19 serán elegibles para la renuncia de la autorización previa y la responsabilidad de los afiliados. Para la evaluación o el tratamiento que no estén relacionados con COVID-19, se aplicará el copago, coaseguro y deducibles normales.

La guía se actualizará a medida que se disponga de más información.

LAS NUEVAS POLÍTICAS DE TELESALUD AMPLÍAN LA COBERTURA PARA LOS SERVICIOS DE ATENCIÓN MÉDICA

Para garantizar que todos nuestros afiliados tengan acceso a atención médica, estamos aumentando el alcance y la amplitud de nuestro uso de los servicios de telesalud (telehealth en inglés) para todos los productos durante el tiempo que dure la emergencia debido al COVID-19.  Estas ampliaciones de cobertura beneficiarán no sólo a los afiliados que han contraído o han estado expuestos al nuevo coronavirus, sino también a aquellos afiliados que necesitan buscar atención no relacionada con COVID-19 y desean evitar los entornos clínicos y otros espacios públicos.

Con efecto inmediato, las políticas que estamos aplicando incluyen:

  • Exención de toda responsabilidad del afiliado (copagos, costos compartidos, etc.) por la atención médica prestada a través de telesalud, inclusive los planes elegibles de Cuentas de ahorro para gastos médicos (HSA).
  • Todos los servicios que se puedan prestar virtualmente serán elegibles para la cobertura de telesalud
  • Todos los requisitos de autorización previa para los servicios de telesalud se eliminarán para las fechas de servicio desde el 17 de marzo hasta el 23 de octubre de 2020
  • Los servicios de telesalud pueden ser prestados por proveedores con cualquier tecnología de conexión para garantizar el acceso del paciente a la atención*

*Los proveedores deberán seguir las pautas estatales y federales relativas a la prestación de servicios de telesalud, incluidas las modalidades permitidas.

Los proveedores que han prestado atención a través de telesalud deben reflejarlo en su formulario de reclamación siguiendo los protocolos estándar de facturación de telesalud en su estado.

Creemos que estas medidas ayudarán a nuestros afiliados a mantener el acceso a una atención médica de calidad y asequible, manteniendo la distancia recomendada por los CDC de los espacios públicos y grupos de personas.